La 
Línea de Sobregiro en Cuenta Corriente es un crédito revolvente de corto plazo, creado con la finalidad de protegerlo de emergencias eventuales de efectivo, generadas por falta de fondos en la cuenta corriente y fondos en curso de compensación, evitándose de este modo los inconvenientes por cheques rechazados.